miércoles, 24 de junio de 2015

Momentos cruciales

Queridos amigos,


A veces, la vida de repente decide recordarte que no eres nadie, nada, solo un granito de arena insignificante en el universo, por si acaso te habías imaginado que llevabas solo las riendas de tu destino...

Te encuentras con la enfermedad, la vejez, la muerte y los sinsabores de la vida diaria. 

Lo que ayer te parecía una vida gris y limitada, te parece hoy el paraíso perdido, porque has ido a menos, y te das cuenta de tu propia fragilidad.

Hace unos días, despedí mi querida tía, madrina, amiga del alma...
Solo dos días despues, mi padre enfermó, y se encuentra desde entonces luchando por su vida.

Y aquí estoy, intentando recomponer los jirones de mi alma, entre recuerdos, algunos hermosos, otros dolorosos, intentando salvar mi vida, mi identidad, mi familia, mis sueños, lo que me queda de porvenir...

Estoy aturdida, dándome cuenta de mi propia insignificancia, de mi vulnerabilidad, de mi fragilidad, de mi soledad...

A ratos, recuerdo trozos de algunas oraciones en francés que me enseñaron años atras, cuando aún creía ciegamente lo que de mis mayores provenía... 
Hoy, sin embargo, no sé rezar en español, ni puedo, ni quiero, ni me sale, solo pido fuerzas para enfrentarme al día a día.

Otras veces, agarro febrilmente mi pluma amiga, y me pierdo en historias que me hacen olvidar la triste y limitada realidad, me hundo en recuerdos de juventud, buceo en lejanas y perdidas raíces de mi familia, rememoro una infancia lejana...

¡Cómo han volado los años!, ¡Cómo ha pasado la vida! 
Guardo un lugar especial en mi corazón para todos los seres que alguna vez se cruzaron mi camino, y bendigo su recuerdo.

Y hoy como ayer, como siempre, me refugio en este especial lugar de mi corazón para hallar un poco de paz en medio de la tormenta, intentando escribir versos más bellos que la realidad, historias eternas que me sobrevivirán, y sumergirme en océanos de tinta color de olvido, para luego dormirme en las playas eternas de mi niñez, en algún lugar secreto, al Sur de todas las cosas...



No hay comentarios:

Publicar un comentario