sábado, 13 de junio de 2015

Se apagó tu estrella

Hace poco, se apagó una de las estrellas más brillantes del firmamento de mi infancia.
Se fue una mujer que nos aportó a todos luz, alegría y generosidad.

Descendiente de seis generaciones de pioneros españoles en Argelia, supo luchar contra vientos y mareas para sobrevivir, sacando adelante a su familia, sin jamás perder la sonrisa.

Fuiste ejemplo de entrega, coraje y generosidad, no te olvidaré.

Fuiste mi hada madrina mientras vivías, y quiero pensar que desde donde estés ahora, sonreirás al leer mis palabras.

Camina hasta la luz, no te detengas, al otro lado del espejo te esperan todos los que se han ido.

Je t'aime.

No hay comentarios:

Publicar un comentario