martes, 1 de septiembre de 2015

Segunda reseña para Intemporalis de María, del blog thebooksdreamland.wordpress.com



Después de la estupenda reseña de mi querida Miriam Beizana, autora de Marafariña, es una alegría para mí presentaros la segunda, que viene de mano de María, del blog Thebooksdreamland.wordpress.com
¡Gracias, María!

Ver la reseña en el blog de María


Intemporalis

Calificación personal: 7,5/10


Género: narrativa



Sinopsis: Francia, junio de 1998. Un pequeño pueblo de Normandía, una antigua mansión, un lago rodeado de niebla…
Todo empieza cuando Alex, que acaba de llegar a la propiedad de la condesa de Caumont, se desorienta durante un paseo en barca. Perdido en la bruma, repara en una chica misteriosa que parece observarle desde la orilla del lago. Impresionado por la visión, decide volver para intentar conocerla. A partir de entonces, se sucederán acontecimientos inimaginables, que darán un vuelco a su existencia. El verano de aquel año marcará para siempre su vida. Por primera vez Alex descubrirá el amor, se enfrentará a la fuerza del destino y conocerá el valor de la amistad verdadera. Luchará con el ímpetu de su juventud para cambiar el futuro, con la esperanza de que conseguirá vencer al tiempo, la guerra y la muerte.


Reseña

Esta es otra de esas ocasiones en las que un libro te escoge para que lo descubras, en lugar de ser tú, como lector, quien lo escoges a él. El destino ha hecho que Michele y yo nos conociéramos y que esta entrañable historia llegara a mis manos. A ti también debo agradecerte que quieras mi humilde opinión sobre tu obra. Sé que no es algo fácil,  porque este trabajo ha sido tu ilusión, un proyecto en el que vuelcas amor, entrega, esperanzas, sueños…. Por eso mismo lo valoro muchísimo. Gracias.

Intemporalis es una bonita historia que nos presenta las vivencias de un joven de 14 años que aprende, durante ese verano mágico, qué es el primer amor. Un amor que traspasa las fronteras del tiempo y reta a las leyes de la naturaleza. La novela destila un aroma juvenil, fresco, cándido. Me ha gustado mucho el estilo de Michele, su forma de narrar los acontecimientos y dar vida a sus personajes. Avanzas por los capítulos sin apenas notarlo, navegando tranquila, porque te sientes cómoda con el entorno y con la trama.



En cuanto a sus personajes, viviremos la historia a través de los ojos de Alex, un chico inocente, curioso, soñador, muy unido a su madre. Es tan especial ese vínculo que se en ocasiones se siente responsable de ella, haciendo las veces de figura paterna, tan grande es su afán de protección hacia ella. Esas situaciones me han parecido enternecedoras.

Seb resulta divertido e incluso cómico, insuflando vida en la aburrida (desde su punto de vista) existencia de Alex. Sylvianne, por su parte, es un personaje entrañable y Júrgen tiene toda la pinta de ser el típico hombre bondadoso en el que todos confiaríamos, como un abuelo afectuoso que vigila tus pasos.

Al principio puede parecer que el libro sólo contiene una historia de amor dulce entre dos jovénes, pero a media que avanza la trama veremos que hay más. Experimentaremos el inicio de la madurez de un joven ante el que desfilan algunos de los horrores de la vida, presenciaremos cómo hace frente a ciertas situaciones, peligrosas en muchos casos, a pesar de haber vivido en un entorno protegido e inalterable. Su sentido del deber y de ayudar al prójimo, a tenor de poner en riesgo su propia vida, es realmente destacable.

Por último, decir también que el entorno que ha escogido Michele para situar la obra es espléndido. Una mansión ubicada en Normandía, con unos parajes impresionantes y un lago que reclama con voz propia tu atención. Debo reconocer que el campo me encanta. Probablemente tenga mucho que ver el cariño que siento por el pueblo de mis padres, donde tuvieron lugar los recuerdos más entrañables y preciados de mi infancia. Eso ha hecho que desde el primer momento me haya visto reflejada en Alex y haya sentido en primera persona sus vivencias. A mí también me habría encantado abrir aquella ventana de la mezzanine y sentir esos aromas silvestres, frescos, puros, golpear mi cara. Notar esa liberación que te produce el estar rodeado por la naturaleza. Un lugar maravilloso el que ha recreado la autora para situar la historia.




Puedes encontrar el libro “Intemporalis” aquí 

2 comentarios:

  1. Hola, no conocía la obra. Me la apunto para futuras lecturas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasar por aquí, espero tener tu opinión cuando leas Intemporalis.
    Un saludo

    ResponderEliminar